Magdalenas para Magdalena



Magdalenas para Magdalena. Una silla nueva.

La clave está en la pata trasera. Un arco que son dos patas pero visualmente se siente como una. Ergonomías y estilos inspirados en la silla Maye II pero algo nuevo.

Hicimos un prototipo, después dos prototipos y el cuarto quedó bien.

 

El primero se veía bien, también era cómodo.

Los dos siguientes tenían un detalle en las patas, la V inversa de las patas traseras quedo muy cerrada y las patas frontales muy rectas y aunque la silla era cómoda no me generaba una sensación de apertura. Ganas de sentarme.

La cuarta fue un consenso de las dos primeras. Un promedio en la apertura de la pata trasera. La pata frontal salió de la primera y la mezcla de materiales de la segunda.

Hicimos varias pruebas; en términos de materiales, el cordón cienaguero en el espaldar funciona perfecto y se ve muy bien. La cabuya no funcionó para el espaldar, no es posible lograr la tensión por el tramo, sin embargo en el asiento da firmeza y comodidad, a diferencia del plástico que tiende a flexar y no dar la misma comodidad.

En si la silla le sacan sus mejores atributos ergonómicos la cabuya en el asiento y el cordón en el respaldo. Igualmente está disponible en todas las opciones en las que se garantiza la durabilidad.

Una silla para interior o terraza, una silla para Magdalena.  

WhatsApp Chat WhatsApp Chat